sábado, 18 de agosto de 2012

La superación personal elevada a la enésima potencia

Philippe Croizon es un atleta con amputación cuádruple (no tiene ni brazos ni piernas) ya que fue electrocutado en 1994 en un accidente de trabajo. Sin embargo nunca se rindió y siguió adelante afrontando nuevos retos. Ha sido la primera persona sin extremidades en cruzar a nado el Canal de la Mancha y hace unos meses decidió embarcarse en un nuevo reto: cruzar a nado los 4 estrechos que separan los 5 continentes de nuestro planeta para, de esa manera, unirnos a todos, aunque fuera de manera simbólica. Y hoy lo ha conseguido.

Philippe Croizon, todo un ejemplo de superación.

Croizon cruzó el estrecho de Bering, para unir Asia y América. Hizo lo mismo desde Papúa Nueva Guinea hasta indonesia para unir Oceanía y Asia. Ocurrió lo mismo en el Mar Rojo para unir África y Asia y por último cruzó el estrecho de Gibraltar para establecer una unión simbólica entre Europa y África.


Impresionante noticia que hace que uno se replantee muchas cosas de lo que vivimos día a día y de lo que vemos a nuestro alrededor.

Fuente: BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada