miércoles, 22 de enero de 2014

Adios a miles de puestos de trabajo

Hay ocasiones en las que la ciencia avanza muy rápido, quizás demasiado, como por ejemplo con Jacob Hall, el robot teleoperador. Un robot que hasta el mismo dice que no lo es. Aún quedan cosas por pulir, pero no creo que tardemos mucho en confundirlos con personas reales. Impresionante:



Visto en Reddit

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada