domingo, 17 de marzo de 2013

Gracias Stanislav Petrov

Stanislav Petrov es una de ésas personas que, pese a haber contribuido de forma inapelable a que el mundo sea lo que es hoy, no aparece en primera plana en los libros de Historia. Al menos no en los que yo he tenido.

Fue un teniente coronel ruso soviético, que tuvo un papel fundamental durante la guerra fría, ya que identificó correctamente una alerta de ataque con misiles como una falsa alarma en 1983, lo que evitó una segura guerra nuclear entre la URSS y los EEUU.

El 26 de septiembre de ese mismo año, a las 00:14 (hora de Moscú), el sistema OKO de detección de misiles ruso, detectó que 1 misil procedente de Montana impactaría en 20 minutos en tierras soviéticas.

Petrov, que conocía a la perfección el sistema OKO, pensó que podría tratarse de un error. Instantes después, otros 4 misiles fueron detectados por los ordenadores rusos. Petrov seguía pensando que se trataba de un error, "nadie comienza una guerra nuclear con 5 misiles" dijo el teniente ruso. Y no alertó a los altos mandos que, seguramente, hubieran contestado con una contundencia fatal y hubieran iniciado, esta vez sí, una guerra nuclear con consecuencias impredecibles.

Stanislav Petrov condenado al ostracismo pese haber salvado al mundo de un desastre
Días después se conoció que el error se produjo por un fallo del satélite ruso, ya que debido a una rara conjunción astronómica entre la Tierra y el Sol los datos recabados fueron equívocos. Por ello, el suceso fue nombrado como "El Incidente del Equinoccio de Otoño".

En contra de lo que se pueda pensar, los altos mandos rusos consideraron una falta grave de Petrov el no haber comunicado el tema a sus superiores y que fueran ellos los que tomaran la decisión (que hubiera sido responder). Debido a que se evitó una guerra entre ambas naciones, la sanción no fue demasiado dura, aunque a Petrov le degrararon y ocultaron el incidente, por vergüenza, claro.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada