domingo, 14 de octubre de 2012

Campo de batalla playa de Ipanema

En Rio de Janeiro con la elección del alcalde de la ciudad Eduardo Paes que quiere impedir la práctica de deportes en la playa a determinadas horas, se montó una gordísima al tratar de llevarse detenido a un joven. La policía actuó indiscriminadamente cargando con la gente que había en la playa aleatoriamente, la respuesta de los bañistas no se hizo esperar lanzando cocos, sombrillas y tumbonas expulsando a la policia de la playa y dejando en evidencia la profesionalidad de estos justicieros a sueldo.
Vean los vídeos de lo que pasó. Bastante surrealista todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada