lunes, 27 de agosto de 2012

Muestra inequívoca de la estupidez humana

Con el vídeo que veremos a continuación vamos a ver a qué nivel de idiotez puede llegar el ser humano. Os pongo en antecedentes: Brett Cohen es un chico normal y corriente, como cualquiera de nosotros. Un día decidió realizar un experimento social, vestir con ropa de marca a la última moda, contratar un par de guardaespaldas y coger a dos amigos para que hicieran de "paparazzi" mientras el caminaba por las calles de Nueva York. Vamos, que se hizo pasar por un famoso cualquiera, pero sin parecerse a ninguno en concreto como ya veréis.

Lo primero que hizo fue entrar al "Rainbow Room", un restaurante al que acuden celebridades habitualmente y a la salida se suele congregar gente para fotografiarse con el famoseo.

¡Un famoso! ¡Vamos a hacernos fotos con él aunque no sepamos ni quién es! ¡Es famoso!
Tras esperar un rato, Brett salió del restaurante, seguido de sus guardaespaldas y sus amigos "paparazzis" y la gente empezó a revolverse en el exterior, un "famoso" acababa de salir. Brett hizo como si fuera un famoso, saludando y siendo amable con la gente, que rápidamente comenzó a hacerse fotos con él.

Sus amigos "paparazzis" seguían haciendo fotos y también entrevistaban a los viandantes que se acercaban al "famoso" y les preguntaban cosas acerca de la ficticia carrera del "famoso". A algunos les preguntaban si les gustó su última película, a otros si su último disco estaba bien... Todos contestaron que sí, que les encantaba todo lo que hacía... en fin.

Sinceramente por una parte me he alegrado, porque me he dado cuenta de que el mamoneo que tenemos en nuestro país con los famosos y casposos como Belén Esteban, Paquirrín y demás carroña televisiva no es único, es decir, también existe en la "tierra de las oportunidades" e imagino que en resto del mundo. Evidentemente, por la otra parte pierdes toda la fe en la humanidad.

Bueno, os dejo con el vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada