jueves, 30 de agosto de 2012

El rey del Limbo

Después de ver este vídeo, las fiestakas, guateques, bodorrios, despedidas y demás, no volverán a ser lo mismo. ¿Por qué? Porque cuando a alguno de los invitados más ilustres se le ocurra una gran idea y gritar: "¡¡¡Vamos a echar un Limbo, no!!!"; ya nada será igual. Si no os lo creéis, atended:


¡Oh! ¡Venga ya!
Una de dos, o el tío éste tiene mucho entrenamiento en elasticidad encima, o se ha pasado la vida de fiesta en fiesta echando competiciones de Limbo, porque si no, no se explica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada