jueves, 1 de agosto de 2013

De cañas por Cantabria (Comillas)

Comillas es un lugar brutal, con unas calles empedradas que consiguen dar un aspecto medieval al pueblo increíble, con unos edificios espectaculares como el Capricho de Gaudí o el Palacio de Sobrellano entre otros, con playa... Sin duda uno de los sitios más interesantes de visitar en Cantabria.

Palacio de Sobrellano

Sin embargo, ayer 14 de Julio, se celebraban las fiestas del "Cristo", bastante míticas, y a las cuales había acudido en varias ocasiones. Básicamente se hacía lo mismo todos los años: beber en la campa, luego ir a la plaza a escuchar a la orquesta para más tarde bajar a la playa para seguir de fiesta con un poco de música "dance". Mucho, muchísimo ambiente, pero quizás con demasiados "follones" todos los años. Sin embargo este año ha cambiado el tema radicalmente, a mejor en mi opinión.

Tras aparcar el coche (como buenamente se pueda ya que el lugar está a reventar de gente) te puedes dirigir al centro del pueblo, donde están ubicadas las ya míticas casetas de feria, divididas en 2 zonas. Muy bien la organización, ya que tenías la opción de rellenar un papel puntuando los pinchos de las casetas así como la atención recibida, generando más competitividad entre los "caseteros" y por ende mejorando el producto final. Ayer probamos pinchos en 5 casetas diferentes (la ronda completa era demasiado, teniendo en cuenta que después había conciertos) con sus respectivas cañas y a continuación os voy a dejar con un pequeño resumen de lo que han sido. Antes de nada decir que el precio por pincho+caña es el clásico, 2,50€.

Primera parada: caseta de la pizzería Quo-Vadis. En esta caseta había varios pinchos, desde porciones de pizza (de un tamaño razonable) hasta kebab. Nosotros optamos por kebab y panccerotti, una especie de empanada rellena de jamón, queso y bechamel, bastante rico.

Panccerotti (izqda) y kebab (dcha)

Como véis no pudimos aguantar el hambre y los probamos antes de hacer la foto... Ambos estaban bastante buenos, de nota le damos un 6.5+. Aprueban sobradamente, pero quizás el kebab estaba demasiado seco (un poco más de salsa de yogur no hubiera estado mal) y el panccerotti no estaba muy caliente.

Nuestra siguiente parada fue la caseta de "La Aldea", donde nos aventuramos a pedir una "Charlyburger", unas jijas con huevos de codorniz y pimiento de padrón, y unos tacos mejicanos con carne. Estaba todo bastante bueno también.

Jijas con huevo de codorniz y pimiento de padrón, las "Charlyburger" y los tacos mejicanos con carne


A esta caseta también le vamos a poner un 6,5+, aprueban sobrados pero las hamburguesas resulta que eran de pescado, que no estaban malas, pero... si te avisan antes mejor.

A continuación nos fuimos a "La Fragua" quizás en donde comimos los peores pinchos. Estaban currados, pero los sabores no eran nada del otro mundo. Pedimos un pincho de tortilla con anchoa y pimiento, un rollito de jamón y queso, un rebozado de langostino, bacon y bechamel y una especie de rollo de crema de mejillones con champiñones (el mejor de los 4 pinchos).

Ahí podéis ver los 4 pinchos que pedimos, un poco decepcionantes.

Después de las puntuaciones, decidimos que la caseta se merecía un 5. No un 5.000 de éstos que te regalan en la universidad, aprueba justo, pero aprueba. 

Ahora nos cambiamos de ubicación y pasamos a la otra zona con casetas. Tras observar un poco los pinchos de cada caseta nos decidimos por el "Africano", sobre todo por la pinta que tiene el perrito gratinado que se podía ver en la barra. No te fíes del envoltorio nunca...

El perrito gratinado, más seco que la Mojama.

Cuando nos sacaron el perrito estaba deseoso de meterle un buen bocado, pero menuda decepción. Entre que el pincho no estaba muy caliente y que a penas se notaba el tomate que decían que llevaba costó bastante comerlo. Además no disponían de ketchup en la caseta (sólo tenían salsa de pimientos y chimichurri) así que nada, a palo seco. Un 5.5, de sabor no estaba del todo mal, pero de no ser por la cerveza, eso no hay quién se lo trague.

Después de 2 serios varapalos, fuimos a la última caseta, no nos podíamos quedar con mal sabor de boca. Por ello seguimos el olor de la carne recién hecha y nos dirigimos a "El mirador de Trasvia", todo un acierto. Pedimos un pincho de costilla y otro de solomillo de Tudanca.

Solomillo de Tudanca (izqda) y costilla (dcha)

Como véis el tamaño del pincho no era demasiado grande (es la única contra que tiene, por decir algo) pero por ése precio tampoco podemos pedir un solomillo de medio kilo. La carne estaba recién hecha lo cuál ya le da puntos extra y si encima el sabor acompaña... no hay más qué decir, un 8.

Después de haber estado un rato "caseteando", nos dirigimos a la campa, a ver qué pasa con los conciertos del "Campa Rock 2012". Con el Palacio de Sobrellano vigilando, lo pasamos realmente bien, desde "Powerage" (tributo a ACDC) hasta "Los Cuervos" (los cuáles no tuvieron su mejor concierto aunque estuvo bien) pasando por "A pelo y tú" (tributo a Platero y tú) y "Mario San Miguel y el Ejército del amor" quién trató de poner una pizca de felicidad al festival y lo consiguió.

Muy buenas las fiestas del Cristo este año en Comillas, durarán hasta mañana así que podéis ir a "casetear", ¡todavía tenéis tiempo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada