viernes, 18 de mayo de 2012

600 euros por amordazar a un nigeriano muerto al deportarle:


Increíble la siguiente noticia, luego nos echamos todos las manos a la cabeza con juicios como el del caso Marta del Castillo. No digo más, os dejo con el artículo tal y como viene en la web de Europa Press:

Dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía acusados de homicidio imprudente por la muerte en 2007 de un ciudadano nigeriano durante un vuelo de repatriación, han aceptado pagar una multa de 600 euros tras el acuerdo alcanzado con la Fiscalía, en base al testimonio prestado por los expertos, que han concluido que la cinta empleada para amordazarle "no fue la causa directa de la muerte".


   El juicio celebrado este jueves en la sección séptima de la Audiencia Provincial de Alicante, con sede en Elche (Alicante), contra los dos agentes de Policía Nacional, ha concluido de este modo con la conformidad entre la defensa y la Fiscalía, que han considerado finalmente que los hechos son constitutivos de una falta de homicidio imprudente.


   Durante la vista oral, los forenses que examinaron el cuerpo de la víctima han asegurado que la cinta empleada para amordazarle "no fue la causa directa de la muerte", si no que se trató de "un conjunto de factores que desencadenaron el fatal desenlace".


   En base a este testimonio, la petición del fiscal --que inicialmente reclamaba una pena de tres años de prisión y otros tres de inhabilitación para los dos agentes-- se ha quedado en una multa de 600 euros y un breve periodo de suspensión de empleo y sueldo, al bajar la calificación de delito de homicidio imprudente a falta.


   Los cinco peritos forenses que han declarado este jueves en el juicio han considerado que la mordaza empleada por los agentes para evitar que la víctima les mordiera, ya que se encontraba en estado de gran agitación, "no fue la causante directa de la muerte", sino que ésta se debió a la suma de "estrés y falta de oxígeno".


   En esta línea, los expertos han insistido en que las dificultades respiratorias de la víctima no se debieron únicamente a la mordaza, sino que también fueron causadas por la bajada de presión debido a la altitud.


   Los forenses han coincidido en que, tras la autopsia, la única causa clara de la muerte fue la segregación anormal de catecolaminas, una sustancia asociada al estrés que produce el cuerpo de manera natural, y que en dosis altas por sí sola puede causar la muerte.


   Uno de los expertos también ha indicado que "sólo el estrés psicológico puede producir descargas mortales de catecolaminas", y que "saber en qué porcentaje ha influido cada factor de la muerte --estrés más falta de oxígeno debido a la altitud y la mordaza-- es imposible".




Fuente: Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada