jueves, 12 de enero de 2012

Guía para cagar fuera de casa:

Para todos aquellos que sois un poco "culofinos" y no os gusta descomer fuera de casa, os presento esta guía para que podáis defecar de la manera más placentera aunque os encontréis en un entorno hostil.


Vayamos por pasos:

1º Comprobar que no hay nadie en el baño, para que no os agobiéis.

2º Al poder ser, prepara tu reloj biológico para que el proceso tenga lugar a primera hora de la mañana, de esta manera, es más probable que nos encontremos en un entorno limpio, desinfectado y amigable. Evidentemente, en situaciones de apretón espontáneo es un factor que no se puede controlar.

3º Parte fundamental del acto. Comprobar que disponemos de papel higiénico, al poder ser de doble capa y en cantidades abundantes.

4º Acondicionar el inodoro para poder realizar nuestras necesidades cómodamente. Se recomienda seguir los siguientes apartados:


  • Limpieza preventiva. Coge uno o varios trozos de papel higiénico para limpiar el borde de la taza y eliminar, aunque sea de manera superficial, los restos de orín y demás sustancias que puedan haber.

  • Tras ello, vuelve a coger el papel higiénico, esta vez de una longitud de al menos 3 trozos, para cubrir las partes laterales y delanteras del inodoro, que es donde nos sentaremos. Tal y como se ve en las imágenes inferiores.


  • Ahora es el momento de colocar otras 4 tiras de papel, esta vez de 2 trozos de longitud, a modo de anclaje, para que las tiras de confort que hemos colocado previamente no se desplacen durante el acto, pudiendo provocar resultados indeseados. La forma es la que sigue:

  • El paso final es colocar una última tira para provocar que nuestro miembro viril impacte con el interior del inodoro de manera directa. La longitud, e incluso la necesidad de colocar dicha tira, dependerá de la fisionomía del individuo en cuestión.



5º Ya tenemos todo el dispositivo montado y listo para funcionar, así que a sentarse y a disfrutar de este momento, que para algunos será "una explosión de júbilo". (Aquí no hay fotos, depravados.)


Nota: Puede ocurrir, de manera más probable según lo concurrido que sea el sitio en el que nos encontremos, que tanto durante el montaje como durante el propio acto, puedan entrar otros individuos al baño. Aquí tenemos una opción bastante efectiva si sois algo tímidos y os da vergüenza que os pillen, pese a que sea imposible que seáis vistos. El tema consiste en ponerse en "modo submarino", es decir, silencio total, al más puro estilo "Abajo el periscopio", de tal manera que ningún sonar enemigo pueda detectarnos. De hecho, si lo hacemos bien y el individuo en cuestión no consigue detectarnos puede producirse una situación graciosa/asquerosa mientras el sujeto está jiñando al lado nuestro.



2 comentarios:

  1. Recomiendo cubrir con papel el agua del sifón del inodoro, como parte del acondicionamiento previo del mismo. No hace falta más que un trozo de papel de varias capas que se ha de dejar depositado tapando la superficie del agua, dejándolo caer desde la altura del nivel del asiento, aproximadamente. Con este método dejé de sufrir las humillantes salpicaduras de las que no suele dar tiempo a escaparse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, se me ha olvidado ese dato completamente!

      Eliminar